"EL SABER SE DEBE TANTO AL INGENIO COMO AL GUSTO."









sábado, 31 de diciembre de 2011

PATCHWORK 2011

"Los días se arrastran, los años vuelan."


Acaba el año. En estos días, quien más y quien menos echa la vista atrás y casi sin querer, recorre muchos de los momentos que le ha brindado este 2011 que termina. Los días, las semanas y los meses han ido pasando, en muchas ocasiones casi sin darnos cuenta y es ahora, al final del año, cuando reparamos en que los momentos que lo han protagonizado han sido de lo más variopintos.

Como si de un Patchwork se tratara, los retales que han formado estos trescientos sesenta y cinco días tienen, en realidad, una amplia gama de formas y colores: los hay lisos, estampados, de colores cálidos o fríos, de tonos claros y oscuros, de color tierra, de color mar y cielo, unos más dulces y suaves, otros más fuego, unos son viento, otros más tiernos, unos más austeros, otros más alegres, unos más cieno, otros  color pastel empolvado,…
A muchos de estos retales, les encontramos enseguida su sitio y ya están cosidos y rematados. Otros han quedado más o menos hilvanados, todavía no tenemos muy claro de que el lugar donde los hemos colocado sea el definitivo. Alguno va a quedar en la caja de costura junto a  hilos, agujas y alfiles y acompañarán  a los que allí llevan algún tiempo esperando acomodo porque aún no hemos conseguido unirlos a ninguno de los que hasta hora están bordados, de momento  no acaban de encajar al lado de los hasta ahora vividos.

En este unir y unir, vivir y vivir; cada año que pasa es una porción más que conforma nuestra personal  pieza de Patchwork, cada vez más abundante en tonalidades y más rica en matices; una pieza que a lo largo de los años nos va a seguir cobijando,  protegiendo, calentando, a veces solos, a veces acompañados, a veces tristes, a veces felices, a veces soñando…

Que en el 2012 veamos cumplidos nuestros sueños, los que verdaderamente deseamos, esos que nos quitan el sueño y también los que ni siquiera sospechamos o admitimos que anhelamos.




¡Feliz Año para todos!

Bonne et Heureuse Nouvelle Année à tous!

Happy New Year!


sábado, 24 de diciembre de 2011




FELIZ NAVIDAD

JOYEUX NOËL

MERRY CHRISTMAS

FRÖHLICHE WEIHNACHTEN

 Pozdrevlyayu s prazdnikom Rozhdestva





domingo, 18 de diciembre de 2011

SESIÓN MATINAL - NADER Y SIMIN, UNA SEPARACIÓN


Nader y Simin, una separación,  Oscar a la mejor película extranjera.


Desde que se estrenó Nader y Simin, una separación, tenía la intención de ir a ver esta película, por la historia, además  de que ha sido ampliamente premiada en la Berlinae de este año. Entre unas cosas u otras, han ido pasando las semanas y la quitaron del horario comercial, así que no he tenido más remedio que ir a verla en sesión matinal, a las 11.50h. Apetecía poco meterse en una sala de cine esta mañana soleada pero fría de diciembre, pero era hoy y a esta hora o tal vez nunca.
A la luz del sol del mediodía, el cine parece diferente, el público también lo es. El vestíbulo estaba lleno de niños que reían y corrían cerca de una de las taquillas; sus padres charlaban en corros y de vez en cuando ponían un poco de orden en tanto alboroto. En la otra taquilla, una exigua cola,  principalmente de  mujeres, esperábamos para sacar las entradas. Delante de mí, había dos mujeres que charlaban animadamente y detrás, una señora con porte esperaba su turno con cierta impaciencia, la taquilla estaba cerrada. Ellas pidieron para Una separación, dijeron que iban a tomar un café y entraron. Yo pedí para Nader y también fui a tomar un café para hacer tiempo;  habíamos llegado antes fiándonos del horario del periódico que la anunciaba a las 11.30h.Tomé el café calentito y subí a la sala. Solo estaba la señora con porte;  me senté en la fila de delante  de ella, dejando libre la butaca del pasillo. Llegaron las dos señoras de la taquilla que continuaban con su amena charla. La señora que hablaba lo hacía lo suficientemente alto como para que nos enterásemos de lo que decía: hablaba de los más que frecuentes problemas de trabajo, de que ciertos comportamientos de los compañeros le sorprendían. La otra señora la escucha y al final la primera concluyó que probablemente, era ella la que no entendía nada y se lamentaba de no  saber actuar delante de tales conductas.
Poco a poco, fueron llegando otras señoras - siete estuviemos en la sala-, la última fue una señora mucho más mayor que utilizó el elevador para salvar el tramo de escaleras que daban a la sala. Llegó acompañada de un señor que enseguida se marchó. Le ofrecí el asiento que estaba libre a mi lado en el que había puesto mi abrigo. La señora agradecida aceptó el ofrecimiento que le evitaba subir más escaleras, se acomodó en la butaca e intercambiamos unas cuantas palabras de cortesía.
Las señoras de delante seguían charla que te charla. La que siempre hablaba le preguntó por una parada de metro y si recordaba si la salida a la calle más cercana del sitio donde quería ir, era la de la cabecera o la de la cola del metro. La otra le dijo que no se acordaba. ¡Qué insistencia! -pensé-, si cuando llegue lo verá…

– Bueno, pues  ya preguntaremos por allí, la otra chica con la que voy a ir también está ciega, alguien  nos ayudará.

 Me quedé planchadísima. Claro, por eso tanta insistencia…

Las luces se van apagando. Arranca la banda sonora.

– ¿Ya empieza?
– Sí.

La película cuenta como la vida de Nader y Simin, un joven matrimonio iraní, se va ir enredando de manera insospechada y hasta unos niveles desconcertantes, tras decidir separarse. Una contratación precipitada, una primera mentira de la persona que se encarga de cuidar al padre de Nader enfermo de alzheimer, desencadenan un torrente de acontecimientos en los que ninguno  de los implicados obra con transparencia y ninguno saldrá indemne. El caso adquiere tales dimensiones que el comportamiento de los mayores afectará a la niña y a la adolescente, hijas de los involucrados, que sufren también ante la situación. Como telón de fondo y haciendo que todo sea mucho más complicado, las restrictivas leyes islámicas que rigen hasta los aspectos más cotidianos e intímos de las personas en ese país musulmán.

Después de algo más de dos horas de película...
– ¿Ya está? ¿Ya se ha terminado?
– Sí, sí.

Salimos todas, sin prisas.

Durante la película, realicé que era la primera vez que me encontraba en el cine con una persona ciega, me quedé unos segundos un poco pensativa  porque ¿qué puede hacer una persona ciega en el cine que son imágenes en movimiento?  ¡Cuánto mérito el de esta mujer! Pero enseguida encontré respuesta, pues ¡qué va hacer!, ¡qué tontería!,  seguir el audio e imaginarse la historia, igual que si alguien se la contara o ella la leyera, lo mismo que hacemos nosotros,  los videntes, cuando vamos conformando historias y personajes a través de las palabras de las líneas de un libro o cuando escuchamos un cuento porque, para imaginarnos una fábula, solo necesitamos creatividad, invención y fantasía.


Nader y Simin, una separación.

Director: Asghar Farhadi.
Reparto: Sareh Bayat, Sarina Farhadi, Leila Hatami, Kimia Hosseini, Shahab Hosseini, Babak Karimi, Peyman Moaadi, Ali-Asghar Shahbazi, Shirin Yazdanbakhsh.
País: Irán. 2011
Duración: 123 min.

Premios:
2011: Globos de Oro: Nominada a mejor película de habla no inglesa.
2011: Festival de Berlín: Oso de Oro a la mejor película, Mejor actor, Mejor actriz.
2011: National Board of Review: Mejor película extranjera.
2011: Círculo de críticos de Nueva York: Mejor película extranjera.
2011: British Independent Film Awards: Mejor película extranjera.
2011: Independent Spirit Awards: Nominada a Mejor película extranjera.
2011: Satellite Awards: Nominada a Mejor película de habla no inglesa.



miércoles, 14 de diciembre de 2011

SAN JUAN DE LA CRUZ · II ·




                 GLOSA 
               
Sin arrimo y con arrimo,
sin luz y a oscuras viviendo
todo me voy consumiendo.


            I
Mi alma está desasida
de toda cosa criada
y sobre sí levantada
y en una sabrosa vida
sólo en su Dios arrimada.


             II
Por eso ya se dirá
la cosa que más estimo
que mi alma se ve ya
sin arrimo y con arrimo.


               III
Y aunque tinieblas padezco
en esta vida mortal
no es tan crecido mi mal
porque si de luz carezco
tengo vida celestial
porque el amor da tal vida
cuando más ciego va siendo
que tiene al alma rendida
sin luz y a oscuras viviendo.


              IV
Hace tal obra el amor
después que le conocí
que si hay bien o mal en mí
todo lo hace de un sabor
y al alma transforma en sí
y así en su llama sabrosa
la cual en mí estoy sintiendo
apriesa sin quedar cosa,
todo me voy consumiendo.

San Juan de la Cruz

martes, 13 de diciembre de 2011

PLATÓN


 


“La música es una ley moral; brinda un alma al universo, alas al pensamiento, vuelo a la imaginación, encanto a la tristeza, alegría y vida a cada cosa. Es la esencia del orden que ella restablece y eleva hacia todo lo que es bueno, justo y bello y, aunque invisible, es la forma deslumbradora, apasionante, eterna de todo ello.”


Platón.

lunes, 12 de diciembre de 2011

EDUARDO GALEANO

Merci à B.P.

No nos da risa el amor cuando llega a lo más hondo de su viaje, a lo más alto de su vuelo: en lo más hondo, en lo más alto, nos arranca gemidos y quejidos, voces del dolor, aunque sea jubiloso dolor, lo que pensándolo bien no tiene nada de raro, porque nacer es una alegría que duele. Pequeña muerte, llaman en Francia a la culminación del abrazo, que rompiéndonos nos junta y perdiéndonos nos encuentra y acabándonos nos empieza. Pequeña muerte, la llaman; pero grande, muy grande ha de ser, si matándonos nos nace.

martes, 6 de diciembre de 2011

BLAISE PASCAL


El comentario a la entrada de Nicanor Parra "Último brindis" me ha hecho recordar esta máxima de B. Pascal.



"El pasado y el presente solamente son medio para nosotros: el futuro es siempre nuestro fin. Por eso nunca vivimos realmente, sino que esperamos vivir. Alucinados siempre por esta esperanza de ser felices algún día, es inevitable que no lo seamos nunca."


Blaise Pascal

viernes, 2 de diciembre de 2011

NICANOR PARRA · PREMIO CERVANTES 2011




NICANOR PARRA
(San Fabián de Alico, Chile - 1914)


Último Brindis

Lo queramos o no
sólo tenemos tres alternativas:
el ayer, el presente y el mañana.

Y ni siquiera tres
porque como dice el filósofo
el ayer es ayer
nos pertenece sólo en el recuerdo:
a la rosa que ya se deshojó
no se le puede sacar otro pétalo.

Las cartas por jugar
son solamente dos:
el presente y el día de mañana.

Y ni siquiera dos
porque es un hecho bien establecido
que el presente no existe
sino en la medida en que se hace pasado
y ya pasó...,
                            como la juventud.

En resumidas cuentas
sólo nos va quedando el mañana:
yo levanto mi copa
por ese día que no llega nunca
pero que es lo único
de lo que realmente disponemos.

Canciones rusas (1967)

Otros premios:

*Nacional de Literatura (1969)
*Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo (1991)
*Medalla Gabriela Mistral (1997)
*Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2001)