"EL SABER SE DEBE TANTO AL INGENIO COMO AL GUSTO."









martes, 24 de julio de 2018

La Favorite . Gaetano Donizetti


La Favorite (Gaetano Donizetti) 

Conoce los orígenes literarios, operísticos y sociales de la ópera francesa de la mano de Ramon Gener. La favorite, “una ópera a la italiana”, nos relata el triángulo amoroso que mantienen Léonor, amante de Alphonse XI de Castilla, y el joven Fernand. El director musical de la producción, Patrick Summers, nos habla de la obra, de su compositor y de sus impresiones al dirigirla.

Resultado de imagen de la favorita liceu


Personajes principales

Fernand novicio, enamorado de Léonor
Léonor de Guzman noble, amante de Alphonse XI de Castilla
Inès doncella y confidente de Léonor
Balthazar prior del monasterio
de Santiago de Compostela
Alphonse XI rey de Castilla
Don Gaspar cortesano intrigante
Dónde transcurre la acción
En Santiago de Compostela, Sevilla y Castilla, en el año 1340,
bajo el reinado de Alfons XI.

Resumen argumental

Acto primero
En el claustro del monasterio de Santiago de Compostela,
Fernand, un novicio a punto de tomar los hábitos,
Habla con el prior Balthazar.
Le confiesa que no puede dejar de pensar en una joven
a quien vio rezar. Tuvieron un único contacto físico
cuando ella le ofreció los dedos mojados en agua bendita,
pero fue suficiente para encender su pasión amorosa.
Balthazar advierte Fernand de los peligros del mundo
e intenta convencerle de que olvide a la joven.
Pero Fernand está decidido a dejar el convento
para seguir su pasión.
La escena se sitúa en un lugar imposible de localizar: la isla de León.
En la playa se encuentran Inès, doncella de Léonor de Guzman,
junto a otras damas de la corte.
Fernand hace días que llega allí en barca, con los ojos vendados,
2
e Inès le lleva ante Léonor.
Fernand le reitera su amor, pero por más que insiste,
no consigue que Léonor le revele su nombre.
Léonor le corresponde,
pero no se atreve a confesarle
que es la amante de Alphonse XI.
Prefiere forzarlo a que se aleje,
para que no tenga que avergonzarse de ella.
Por ello le entrega un documento
que le permite incorporarse al ejército del rey.
Fernand acepta partir, porque confía en que si regresa victorioso
de la guerra, será digno de su amada y esta le aceptará.
Está convencido que ella pertenece a la nobleza.

Acto segundo
Alcázar de Sevilla, un tiempo después.
El rey Alphonse atribuye la victoria sobre el ejército musulmán
a Fernand, y quiere recompensarle.
Don Gaspar, un cortesano intrigante,
anuncia al monarca que el Papa de Roma le excomulgará
si no renuncia a su amante Léonor
y vuelve con su legítima esposa.
Alphonse se niega a ello y recibe a Léonor, a quien declara su amor.
Pero ella se lamenta de que ante todo el mundo
solo es la favorita del rey,
cuando este le había prometido que la convertiría en reina.
El rey insiste en su amor y le dice que repudiará a su esposa,
aunque tenga que enfrentarse a la Iglesia.
Empieza la fiesta para recibir a los vencedores.
Llega Gaspar, muy agitado,
y entrega al rey una carta de amor dirigida a Léonor,
que ha interceptado a un esclavo.
El rey le muestra la carta a Léonor.
Ella confiesa que ama a otro,
de quien no quiere revelar el nombre.
3
Llega el prior Balthazar y, como emisario de Roma,
informa que el Papa ha excomulgado al rey.
Este se muestra arrogante y desafiante,
a pesar de que ya no tiene la intención de casarse
con quien le ha traicionado.
Léonor, desesperada, huye, entre los insultos de todos los presentes.

Acto tercero
Una sala del Alcázar.
El rey Alphonse quiere descubrir quién es el amante de Léonor.
En la fiesta que se celebra en honor de Fernand,
el rey le anima a que solicite un favor, que le será concedido.
Fernand pide la mano de Léonor
y entonces el rey comprende la verdad.
Mostrándose sarcástico con Léonor,
le recomienda que sea fiel a su futuro marido.
Léonor comprende que Fernand no sabía nada
de su relación con Alphonse y encarga a Inès que se lo haga saber.
Pero Inès es detenida por orden del rey
antes de que haya podido hablar con Fernand.
Antes de la boda, Alphonse concede a Fernand
los títulos de conde de Zamora y marqués de Montréal,
ante la indignación y el rechazo de los nobles de la Corte,
incitados por Gaspar.
Al descubrir que Léonor era la favorita de Alphonse,
Fernand rechaza los títulos nobiliarios, rompe su espada ante el rey
y desafía a los nobles que le han ofendido.
Balthazar llega a tiempo para llevarse a Fernand
al monasterio de Santiago de Compostela,
donde volverá a tomar los hábitos de novicio.

Acto cuarto
Claustro del monasterio de Santiago de Compostela.
Fernand reza con sus hermanos novicios.
Está a punto para sus votos perpetuos,
pero confiesa a Balthazar que aún piensa en su amada Léonor.
4
El viejo prior deja solo a Fernand para atender a un joven novicio,
enfermo, recién llegado al monasterio.
Fernand también sale para saber de quién se trata
y descubre que el novicio es Léonor, casi agonizante.
En un último esfuerzo, Léonor se reconcilia con Fernand,
que al principio la rechaza.
Pero pronto se da cuenta de que Léonor ha sido víctima
de la maldad de los cortesanos del rey Alphonse.
Los dos jóvenes vuelven a declararse su amor,
pero Léonor muere en brazos de Fernand.
Los monjes, al regresar, encuentran el cadáver del recién llegado
y Fernand les revela su identidad.
Léonor ha muerto
y Fernand dice que muy pronto seguirá a su amada.

domingo, 22 de julio de 2018

La cámara de Claire - Keul-le-eo-ui Ka-me-la


Durante un viaje de negocios al Festival de Cannes la joven Manhee, asistente de ventas de una distribuidora, es despedida por su jefa acusada de ser deshonesta, pero en el fondo por una cuestión de celos. Por suerte, conocerá allí a una profesora llamada Claire, que hace fotos con su cámara Polaroid y por estas fotos, Claire va a conocer a la jefa que la despidió a su amiga y al hombre de la discordia. El personaje de Claire es entrañable y tiene como rasgo  poco común que es capaz de adivinar los pensamientos o mejor incluso el futuro de las personas que se cruzan en su camino . A mí me ha encantado lo que dice sobre que las personas a las que se las toma en foto no vuelen a ser las mismas, es como dar una importancia esencial a cada instante y esos instantes son los que quedar guardados en las fotografías.
Esta película fue filmada en pocos días, durante el Festival de Cannes 2016.  La manera entrecortada de contar la historia no deja de causar sorpresa en el espectador así como que es una película corta, dura poco. Isabelle Huppert está fantástica, es como si no actuase.

 La cámara de Claire - Keul-le-eo-ui Ka-me-la.

Dirección: Hong Sang-soo.
Reparto: Isabelle Huppert,  Kim Min-hee,  Shahira Fahmy,  Jang Mi-Hee,  Jeong Jin-Yeong.
Duración: 69 min.
País: Corea del Sur. 2017.

sábado, 14 de julio de 2018

ON CHESIL BEACH - EN LA PLAYA DE CHESIL

Esta historia se sitúa en la Inglaterra de  1962. Florence y Edward, tienen poco más de 20 años.  Se conocieron en una manifestación contra las armas nucleares. Ella es una muy buena violinista, él estudia historia. Ella de clase media alta muy convencional,  él de clase baja. Se enamoran y se casan.  Inocentes, vírgenes van a pasar la noche de bodas a un hotel estupendo, junto a la famosa  playa de Chesil. Todo hacía presagiar una romántica noche de bodas y sin embargo, sus temores, que no tradujeron en sus palabras, su inexperiencia, el estar pendiente solo de uno y no de los dos,  hizo actuar incluso el orgullo, en aquellos instantes,  ninguno de los dos pudo calibrar las consecuencias que tendría para sus vidas aquella noche.
La pareja de jóvenes actores están muy bien, están estupendos. Yo no sabía que esta película está basada en la novela del mismo nombre del escritor británico  Ian McEwan.


On Chesil Beach - En la playa de Chesil

Dirección: Dominic Cooke
Guion: Ian McEwan (Novela: Ian McEwan).
Reparto: Saoirse Ronan,  Billy Howle,  Emily Watson,  Anne-Marie Duff,  Samuel West, Adrian Scarborough,  Bebe Cave,  David Olawale Ayinde,  Philip Labey, Christopher Bowen,  Ty Hurley,  Bernardo Santos,  Christian Wolf-La'Moy, Oliver Johnstone,  Mike Ray,  Jonjo O'Neill,  Simon North,  Claire Ashton.
Duración: 110 min.
País: Reino Unido. 2017.

domingo, 8 de julio de 2018

GIVE ME YOUR ANSWER, DO! - LA RESPUESTA -

En Give me your answer, do! Brian Friel cuenta la historia de Tom (David Selvas) y Daisy (Emma Vilarasau) Connoly. La pareja está esperando la visita de David Knight, un agente literario norteamericano que está estudiando la obra literaria de Tom para venderla a la Universidad de Texas. Un acontecimiento que los permitiría conseguir la anhelada seguridad económica. Durante el fin de semana los Connoly también reciben dos visitas más: la de los padres de la Daisy y la de un amigo escritor y su mujer. Entremedio de estas relaciones humanas y familiares también hay Bridget, la hija discapacitada mental que, con su ausencia, endurece el drama. Una historia que conducirá al espectador dentro un laberinto de sentimientos, ironía y drama.

La resposta es una obra sobre la fragilidad del alma humana con un reparto de lujo.

Compramos las entradas antes del estreno, es un autor que es interesante. La crítica y el elenco de actores prometía una buena tarde de teatro. La verdad es que no puedo decir que disfrutara. No encontré el ritmo aceptado, ni vi a una Emma Vilarasau tan estupenda como la ponían las críticas, la vi un poco diva, con ademanes artificiales. Esto es lo que pasa aquí, desde hace unos años que los actores se repiten en varios de los estrenos que se realizan a lo largo del año y, en muchos casos, como son actores encumbrados las críticas son siempre buenas y en muchos momentos habría que matizarlas.

Autor: Brian Friel ( Irlanda)
Adaptación y dirección: Sílvia Munt
Intérpretes: Emma Vilarasau, David Selvas, Àngels Gonyalons, Àlex Casanovas, Carme Fortuny, Ferran Rañé y Eduard Buch
Intérpretes vídeo: David Selvas, Raquel Ferri y Rita Soteras Vidaurrázaga (niña)

viernes, 6 de julio de 2018

Mario Benedetti - Tengo una soledad tan concurrida


Tengo una soledad tan concurrida

Tengo una soledad 
tan concurrida 
tan llena de nostalgias 
y de rostros de vos 
de adioses hace tiempo 
y besos bienvenidos 
de primeras de cambio 
y de último vagón. 

Tengo una soledad                                  
tan concurrida 
que puedo organizarla 
como una procesión 
por colores 
tamaños 
y promesas 
por época 
por tacto 
y por sabor. 

Sin temblor de más 
me abrazo a tus ausencias 
que asisten y me asisten 
con mi rostro de vos. 

Estoy lleno de sombras 
de noches y deseos 
de risas y de alguna 
maldición. 

Mis huéspedes concurren 
concurren como sueños 
con sus rencores nuevos 
su falta de candor 
yo les pongo una escoba 
tras la puerta 
porque quiero estar solo 
con mi rostro de vos. 

Pero el rostro de vos 
mira a otra parte 
con sus ojos de amor 
que ya no aman 
como víveres 
que buscan su hambre 
miran y miran 
y apagan mi jornada. 

Las paredes se van 
queda la noche 
las nostalgias se van 
no queda nada. 

Ya mi rostro de vos 
cierra los ojos 
y es una soledad 
tan desolada.
Mario Benedetti, Rostro de vos.

lunes, 2 de julio de 2018

“Tal vez amar es aprender a caminar por este mundo…”




Al escribir este post, me he dado cuenta de que va a ser el primero de Le coin des archives sobre un casamiento. Y ¿por qué? Tal vez porque ha resultado especial. ¿El qué? Todo un poco: como que ha sido la primera vez que he ido a una boda en la que yo era la única, de entre todos los invitados, que no sabía que el lunes habría boda, por no saber, no sabía quiénes iban a ser los contrayentes, (aunque los conocía y me conocían de referencias) y, ni mucho menos, que yo fuera a asistir.
Cuando me dijeron que estaba invitada, me llevé una sorpresa y lo único que se me ocurrió decir fue: "¡Oh gracias, pero no veo qué puedo hacer yo allí!”. Sin embargo, la cordial insistencia de la novia y los sutiles argumentos  de otros invitados consiguieron me prendre par les sentiments y...heme yo, de repente, ensamblada en el enlace y pensando  en cómo salvaba la situación: ropa, calzado, complementos.

Ese lunes levantó despejado, caluroso y, sin muchos preámbulos, salimos a cumplimentar con los recados: había que ir a  buscar el coche, un coche para nueve personas -cierta sorpresa al verlo-; recoger los zapatos al centro e ir a la peluquería. Al mediodía, comida frugal y sesión de plancha que, al final, contó con soluciones ingeniosas para rendir las rebeldes arrugas de la chaqueta. Prisas de últimos momentos. Retoques rápidos y ligeros, el momento no daba para más.

Al llegar al punto del rendez-vous, los novios y familiares más cercanos aguardaban fuera. Presentaciones afectuosas y al momento, la novia, que nos recibía a todos con le plus beau sourire, centró la escena. Mª Luisa lucía un precioso vestido de Sandro de manga corta, cuello ligeramente alto, de encaje floral delicadamente transparente en color vainilla que le quedaba maravillosamente bien. Junto a ella, el novio, Jordi, de traje oscuro -como los demás señores de la familia-, ejercía también de anfitrión y Esteban que no paraba de corretear de aquí para allá.

Apenas tardamos en distribuimos en los coches. Viajamos juntos, la afable y cariñosa tía del novio, Trini, que llevaba un fino vestido de blonda oscuro y su  joven hijo, José Luis,  que vestía a su moda. Rafa, testigo del novio, con su familia: Irene, su mujer, muy atenta y cordial desde el  primer minuto, y sus gemelos, Marc y Joan, dos chicos  guapos y bien educados. A mí lado,  otro amigo del novio bastante bromista, Raúl.

Después de una media hora de trayecto, llegamos al pueblo donde tendría lugar el enlace. Los amigos de la novia estaban ya allí, esperando la llegada de los novios.
La ceremonia, que fue engarzada de historia y poesía por la oficiante, tuvo lugar en la sala más noble del castillo, la sala de los caballeros, que Esteban no paró de recorrer hasta que su tío lo cogió en brazos y ya tranquilo en su regazo, siguió la ceremonia sin perder detalle. Al acabar, la madre de la novia, María, de un vestido azul de corte helénico, lanzó el tradicional Viva los Novios que resonó en la sala durante las felicitaciones y enhorabuenas de los asistentes. A la salida, una nube de pompas de jabón esperaba a los novios.

Durante el aperitivo en los jardines, las charlas fueron animadas y así supimos que, tres de las invitadas teníamos nombres del norte de España: Begoña, Edurne y Covadonga. Que la madre del novio, Pepi, con un airoso vestido negro y dorado rematado en flecos, pensaba en su hija que, al estar a punto de dar a luz, no pudo asistir a la boda.Que el padre del novio había sido guardia civil. Que Emilio y Begoña son los padres de Matilda, una pequeñaja muy simpática. Que a Trini le encantaba hacer y hacerse fotos. Que algunas amigas de la novia esperaban para ya pronto sus bebés. Que Manuel se cuida de los jardines. Que Joan y Marc estudian música. Que Edurne es una magnífica dibujante que se pasó el rato haciendo  retratos a los invitados que luego regalaría como recuerdo; que ... 
El champán y los roces de las sandalias, "y eso que son bajitas”, me hicieron volver a coincidir con Irene siempre vital, amable y cordial con la que tuve el gusto de charlar de muchas cosas, también durante el banquete que se celebró, a continuación, en un patio muy coqueto lleno de flores y plantas de un restaurante très sympathique.
Los platos se sucedieron, los Vivas a los novios se repitieron y Pepi se arrancó a cantar en dos ocasiones y, en las dos, la emoción la venció y no pudo terminar como a ella le hubiera gustado. Trini, su hermana, nos contó después que, en su juventud, un representante quiso llevar a Pepi para Madrid, pero que sus padres no lo permitieron, era otra época. 
Las horas fueron pasando y con ellas llegó la sobremesa, y ya los peques, cansados de tanto corretear, insinuaron a sus papás que era momento de retirarse. Luego, poco a poco, hicieron lo mismo el resto de los invitados.

De regreso, antes de devolver el coche, últimas conversaciones, últimas anécdotas, últimos adioses e invitaciones afectuosos... Y así, casi susurrando, este  intenso día  de mariage fue tocando a su fin en la cálida noche de verano.

Y ahora que ya todos hemos vuelto y escribo esta entrada para el blog, los recuerdos de aquellos momentos me traen a la mente lo que dice la canción que "La vida va y viene y no se detiene...," paroles que me sirven para cerrar esta crónica personal de una boda no anunciada.


 À Mª Luisa, Esteban et Jordi, pour une belle vie ensemble.




* “Tal vez amar es aprender a caminar por este mundo…”, Octavio Paz.

domingo, 1 de julio de 2018

HODLER - PARALLÉLISME


Le Kunstmuseum Bern et les Musées d’art et d’histoire de Genève – situés dans les villes de naissance et de décès de l’artiste – ont décidé d’unir leurs collections et leurs forces pour proposer, avec l’appui d’autres institutions suisses et de nombreux prêteurs privés, une exposition d’environ 100 tableaux, qui permettra d’embrasser la carrière de Hodler, d’établir les liens qu’il nouait entre ses tableaux et de décrypter ses ambitions picturales. L’exposition s’appuie sur les postulats d’une conférence de l’artiste donnée à Fribourg en 1897 sous le nom de La mission de l’artiste, qui exposait les grands principes esthétiques de son travail. Il y définissait la notion de parallélisme, dégagée de ses études de la nature et des hommes. Dans cette appréhension de l’univers, Hodler a développé la théorie de son œuvre. L’exposition montre les correspondances qu’il établit à l’intérieur de son œuvre, mais aussi entre les tableaux eux-mêmes: parallélisme des compositions, mais également des sentiments qui se répondent d’une toile à une autre.

HODLER//PARALLÉLISME   

20 avril 2018 - 19 août 2018
Musée Rath