"EL SABER SE DEBE TANTO AL INGENIO COMO AL GUSTO."









domingo, 14 de enero de 2018

PABLO GARCÍA BAENA

Pablo García Baena
 (Córdoba, 1921-2018)




Poeta español, perteneciente al Grupo Cántico. Su poesía posee un acento gongorino y sensualidad, e incluye la temática religiosa de los ritos y las procesiones. Su obra poética hasta la fecha se halla reunida en Poesía completa (1940-2008) (Madrid, Visor, 2008)

En 1984 recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Letras.
En 2008 ganó el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.
En 2012 recibió el Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca.

MUSEO

Había un vaso de lilas
pintadas, goteantes
en aquel lienzo de la Frick Collection.
No eran las que comprara
mi madre, recién alba,
en el huerto de Cobos.
Mas olían a infancia y a pupitre,
abriendo alguna puerta
a ese país secreto, amargo y dulce.
De Los Campos Elíseos (2006)


Poesía.

Rumor oculto, en Fantasía (Madrid), 1946. Edición facsímil: Sevilla, Renacimiento, 1979, Suplemento de Calle del Aire
Mientras cantan los pájaros, en Cántico (Córdoba), 1948. Edición facsímil: Córdoba, Diputación de Córdoba, 1983
Antiguo muchacho, Madrid, Rialp, 1950, Adonais. 2.ª edición: Madrid, Ediciones La Palma, 1992
Junio, Málaga, Col. A quien conmigo va, 1957
Óleo, Madrid, Col. Ágora, 1958
Antología poética, Córdoba, Ayuntamiento de Bujalance, 1959 (edición facsímil, 1995)
Almoneda (12 viejos sonetos de ocasión), Málaga, El Guadalhorce, 1971
Poesías (1946-1961), Málaga, Ateneo de Málaga, 1975
Antes que el tiempo acabe, Madrid, Ediciones Cultura Hispánica, 1978
Tres voces del verano, Málaga, Col. Villa Jaraba, 1980
Poesía completa (1940-1980), introducción de Luis Antonio de Villena, Madrid, Visor Libros, 1982, Visor de poesía
Gozos para la Navidad de Vicente Núñez, Madrid, Hiperión, 1984. 2.ª edición: Sevilla, Fundación El Monte, 1993
El Sur de Pablo García Baena (Antología), introducción de Antonio Rodríguez Jiménez, Córdoba, Ayuntamiento de Córdoba / Ediciones de la Posada, 1988
Antología última, Málaga, Instituto de Educación Secundaria Sierra Bermeja, 1989, Col. Tediria
Fieles guirnaldas fugitivas, Melilla, Ciudad Autónoma de Melilla, Ayuntamiento de Melilla, 1990, Rusadir
Prehistoria, Córdoba, Ayuntamiento de Córdoba, 1994, Cuadernos de la Posada
Poniente (con dibujos de Pablo García Baena), Córdoba, Fernán Núñez, 1995, Cuadernos de Ulía
Como el agua en la yedra (Antología esencial), introducción de Manuel Ángel Vázquez Medel, Sevilla, Fundación El Monte, 1998, La placeta
Poesía completa (1940-1997), introducción de Luis Antonio de Villena, Madrid, Visor Libros, 1998, Visor de poesía
Impresiones y paisajes, Cuenca, Ediciones Artesanas, 1999
Recogimiento (Poesía, 1940-2000), estudio introductorio de Fernando Ortiz, bibliografía preparada por María Teresa García Galán, Málaga, Ayuntamiento de Málaga, 2000, Col. Ciudad del Paraíso
En la quietud del tiempo (Antología poética), prólogo de José Pérez Olivares, Sevilla, Renacimiento, 2002
Fieles guirnaldas fugitivas (Premio Ciudad de Melilla; Melilla, Rusadir, 1990; 2ª ed., San Sebastián de los Reyes, Universidad Popular José Hierro, 2006). ISBN 84-95710-29-3.
Los Campos Elíseos (Valencia, Pre-Textos, 2006). ISBN 84-8191-729-X.
Rama fiel (Ediciones de la Universidad de Salamanca, 2008). ISBN 8478003029.
Poesía completa (1940-2008), introducción de Luis Antonio de Villena, Madrid, Visor Libros, 2008, Colección Visor de poesía.

Prosa

Lectivo, Jerez de la Frontera (Cádiz), Ayuntamiento de Jerez, 1983, Fin de Siglo
El retablo de las cofradías (Pregón de Semana Santa en Córdoba, 1979), Córdoba, Diputación de Córdoba, 1984. 2.ª edición: Diario de Córdoba, 1997
Calendario, Málaga, Col. El Manatí Dorado, 1992
Ritual, Córdoba, Diputación de Córdoba, 1994
Los libros, los poetas, las celebraciones, el olvido, prólogo de Rafael Pérez Estrada, Madrid, Huerga & Fierro, 1995, La rama dorada
Vestíbulo del libro, Málaga, Junta de Andalucía, Consejería de Cultura, 1995
Zahorí Picasso, Málaga, Rafael Inglada Ediciones, 1999
Córdoba, Córdoba, Editorial Almuzara, 2009



sábado, 13 de enero de 2018


“Cuánto más inteligente, profunda y sensible es una persona, más probabilidades tiene de cruzarse con la tristeza” 

domingo, 7 de enero de 2018

MARCAPÁGINAS XXII - OTOÑO

Después de este verano nefasto y  cruel, al volver a casa, no sabía qué leer de todos los libros que me faltan por leer.  Ya hace un tiempo que me propuse leer los libros que están en mi casa, especialmente, me prometí leer los libros "gordos" que también están en la sala de espera. La verdad es que he cumplido a medias. 
Dadas las circunstancias, me dije que lo mejor era empezar  con algo muy ligero, para niños, de una autora suiza, Anne-Lise Grobéty, Tiempo de palabras en voz baja. 
El siguiente, fue un autor y una novela clásicos, para adolescentes, Jack London, La llamada de lo salvaje o de como a un perro, que sufre una mayúscula violencia gratuita, se despierta en él, la fuerza de su naturaleza dormida.
Siguió un poco de teatro, Fernando Fernán- Gómez y Las bicicletas son para el verano un clásico ya, que se desarrolla  en la época de la guerra civil española en el barrio madrileño de Chamberí.
Después, le tocó el turno a una autora de la que tenía muchas ganas de leer alguna de sus obras, ya que todo el mundo habla muy bien de ella, Sara Mesa y  compré Un incendio invisible, que está bien, pero no sé si acerté del todo.
Luego ya empecé con uno de los "gordos", con Fiódor Dostoyevski y Los hermanos Karamázov que me ha llevado más de lo que yo había pensado - me dije que hasta Navidad- y al final lo he acabado el día 2 de enero. Esta magna obra no me ha cautivado completamente, como ya me pasó con Crimen y castigo. A este librohe tenido la impresión de que le falta alma por momentos, por decirlo de alguna manera. Los hermanos Karamázov es muy interesante en varios capítulos y como reza en la contraportada en esta novela, en ella "quedan expresadas las inquietudes existenciales del autor" y como me dijo Albert, también el famoso sentido nihilista de la obra  de Dostoyevski,  lo que  es bien cierto. Por otra parte, hay momentos, en los que me recordaba pasajes de Crimen y castigo, sobre todo, durante el proceso de Mitia. Como veía que no avanzaba lo que me había propuesto porque por momentos da mucho que pensar,  intercalé otras tres obras en los ratos perdidos porque este libro no se puede transportar fácilmente y porque prefería descansar de estos hombres tan bien caracterizados y reflejo de la sociedad rusa prerrevolucionaria.
Y teniendo en cuenta la premisa de poder cargar los libros, busqué el cuento de León Tolstoi, El aprendiz de zapatero que me pareció delicioso. Tengo que confesar que Tolstoi me gusta mucho.
Le siguió Fermando Pessoa y La hora del diablo que esta breve conversación con el diablo, es muy interesante.
Y para el viaje, me llevé el libro que Núria me regaló por mi cumpleaños. Recuerdo que habíamos hablado, cuando le concedieron el premio Nobel, de que no había leído nada todavía de Kazuo Ishiguro - ella ha leído varios libros-  y me compró, Los restos del día. Me advirtió que estaba bien, pero que ... Coincido con su apreciación,  su manera de narrar es poco melódica, pero se lee bien, casi lo acabé durante el viaje de vuelta. Lo terminé al día siguiente y después pude terminar Los hermanos Karamázov y la verdad, es que me sentí muy aliviada. 

Ahora, los días se van a ir haciendo más largos poco a poco y vendrán mucho más fríos. Esperamos lluvia, pero esta se resiste. Yo ya tengo el siguiente libro encima de mi mesita de noche, pero creo que tendré que buscar la caja de infusiones para estar preparada por si el frío arrecia tanto como lo anuncian.

Dans le silencieux automne
D’un jour mol et soyeux,
Je t’écoute en fermant les yeux,
Voisine monotone.                                                       Paul-Jean Toulet, Dans le silencieux automne.


KAZUO ISHIGURO - Los restos del día

 Kazuo Ishiguro
(Nagasaki, 1954)

Inglaterra, julio de 1956. Stevens, el narrador, durante treinta años ha sido mayordomo de Darlington Hall. Lord Darlington murió hace tres años, y la propiedad pertenece ahora a un norteamericano. El mayordomo, por primera vez en su vida, hará un viaje. Su nuevo patrón regresará por unas semanas a su país, y le ha ofrecido al mayordomo su coche que fuera de Lord Darlington para que disfrute de unas vacaciones. Y Stevens, en el antiguo, lento y señorial auto de sus patrones, cruzará durante días Inglaterra rumbo a Weymouth, donde vive la señora Benn, antigua ama de llaves de Darlington Hall. Y jornada a jornada, Ishiguro desplegará ante el lector una novela perfecta de luces y claroscuros, de máscaras que apenas se deslizan para desvelar una realidad mucho más amarga que los amables paisajes que el mayordomo deja atrás. Porque Stevens averigua que Lord Darlington fue un miembro de la clase dirigente inglesa que se dejó seducir por el fascismo y conspiró activamente para conseguir una alianza entre Inglaterra y Alemania. Y descubre, y también el lector, que hay algo peor incluso que haber servido a un hombre indigno.


http://www.anagrama-ed.es/libro/panorama-de-narrativas/los-restos-del-dia/9788433911209/PN_200

FERNANDO PESSOA - La hora del diablo

«Me han insultado y me han calumniado desde el principio del mundo. Los propios poetas (amigos míos por naturaleza), que me defienden, no han sabido defenderme bien. Uno de ellos (un inglés llamado Milton) me hizo perder una batalla indefinida que nunca llegó a realizarse. Otro (un alemán llamado Goethe) me dio el papel de alcahuete en una tragedia de medio pelo». Así se expresa el Diablo en el relato que Fernando Pessoa ideó para contradecir los diversos mitos—literarios y religiosos—que se enredan en torno a tan prolífica figura. Audaz y siempre brillante, Pessoa recrea, en este libro que presentamos por vez primera traducido al español, un diálogo jugoso entre Satán y María, una mujer cualquiera—esposa corriente embarazada de pocos meses—que asiste perpleja a la aparición de este heterodoxo Fausto pessoano.

LEÓN TOLSTOI - El aprendiz de zapatero

Esta es la historia de un zapatero que malvivía con su mujer y sus hijos decide ir a cobrar unos rublos que le debían, sin mucho éxito. De regreso a su aldea, se encontró a un hombre joven completamente desnudo, quien había sido “castigado por Dios”, Mikhail, y en un acto de bondad y caridad, se lo llevó a su casa. A partir de este momento, la vida de Semel da un giro y los acontecimientos que van sucediéndose con el paso de los años les hacen comprender a quién habían vestido y alimentado y quién era aquel que vivía con ellos.

F. DOSTOIEVSKI - Los hermanos Karamázov

 Fiódor Mijailovich Dostoievski.
Moscú, (1821-1881)



Escrita entre 1879 y 1880, LOS HERMANOS KARAMÁZOV es la última novela que escribió Fiódor Dostoyevski (1821-1881) y supone una síntesis de todas las inquietudes existenciales del autor. Su compleja galería de personajes está presidida por Fiódor Karamázov, el padre, ruin, hipócrita, avaro, cínico y libertino, y por sus descendientes: Dmitri, sensual, orgulloso y cruel, pero también generoso y capaz de rasgos de bondad y sacrificio; Iván, un intelectual escéptico que niega la existencia de Dios y el amor al prójimo; Aliosha, un cristiano místico que opone al humanitarismo revolucionario y al nihilismo el amor a Dios y al prójimo, aunque tampoco es inmune a las sensaciones turbias que lo invaden, y finalmente Smerdiakov, el cínico y perverso hijo natural, carente de todo sentido de responsabilidad moral. La obra, que tiene uno de sus puntos culminantes con el célebre relato del Gran Inquisidor, refleja una concepción del hombre como campo de batalla en el que luchan Dios y el Diablo, el bien y el mal.

SARA MESA - Un incendio invisible

Sara Mesa
 (Madrid, 1976)


Un incendio invisible cuenta la historia de los últimos días de una ciudad, Vado, que está siendo repentinamente abandonada por sus habitantes. El protagonista es un reconocido geriatra, el doctor Tejada, que llega para hacerse cargo de la residencia de ancianos New Life justo cuando todo el mundo se está marchando. Tejada busca un lugar en el que protegerse de sí mismo y su turbio pasado, pero sus propósitos pronto se verán alterados al conocer a algunos de los singulares habitantes que aún permanecen en la ciudad, como la recepcionista de un gran hotel ya sin clientes, una niña de nueve años o un investigador de los fenómenos migratorios.


FERNANDO FERNÁN-GÓMEZ - Las bicicletas son para el verano

 Fernando Fernán- Gómez.
(Lima, 1921-Madrid, 2007)

Nacido en el seno del teatro, durante una gira por América de la compañía de María Guerrero y Fernando Díaz de Mendoza (1921), Fernando Fernán-Gómez fue educado en Madrid, en el barrio de Chamberí, escenario y microcosmos de la guerra civil española en su obra Las bicicletas son para el verano. Su vocación infantil fue doble: la interpretación y la escritura; pero si públicamente se inclinó por la carrera de actor, nunca dejó de escribir y, desde luego, de leer. A la consagración popular que ya tenía como actor se une el prestigio de un gran escritor, miembro de la Real Academia Española. Los primeros poemas y narraciones breves dieron después paso al teatro: su drama La cortada tuvo un accésit en el premio Lope de Vega, que luego ganaría con Las bicicletas son para el verano (1984), considerada como su obra maestra. Nuestra edición, precedida de una Introducción de Eduardo Haro Tecglen, en donde estudia la producción y la vida de Fernando Fernán-Gómez, se completa con una Guía y propuestas de lectura de la obra, una de las más importantes de la literatura dramática española.

JACK LONDON - La llamada de lo salvaje

 Jack London
San Francisco, (1876-1916).

Buck, un perro vigoroso y domesticado que vive confortablemente en una soleada mansión de California, es secuestrado para ser vendido como perro de trineo en los fríos páramos de Alaska durante la denominada «fiebre del oro». La llamada de lo salvaje nos narra la dura lucha por sobrevivir en un mundo hostil y salvaje donde Buck sufre el maltrato de los hombres, de los otros perros y de la naturaleza misma.Finalmente, gracias a su instinto, a su fuerza, y a las lecciones aprendidas, Buck consigue destacar como líder, y recuperar la confianza hacia el ser humano en manos de John Thornton, su último amo, antes de la llamada de lo salvaje.

ANNE-LISE GROBETY - Tiempo de palabras en voz baja

Anne-Lise Grobéty 
 La Chaux-de-Fonds, 1949 (Suiza)-  Neuchâtel, 2010 (Suiza)


Oskar y el protagonista de esta historia son verdaderos amigos, igual que sus padres, unos ancianos amantes de la poesía que comparten una gran amistad, y a los que les gusta reír y charlar sentados en el jardín, cerca de las colmenas. Hasta que un día, todo cambia... 
Este libro, ambientado en los años del nazismo, habla de la necesidad de la memoria, pero también es una gran lección de amistad. Porque esta puede siempre enfrentarse a los peores acontecimientos de la historia: la maldición de odio y violencia que los hombres han sembrado tras de sí.

sábado, 6 de enero de 2018

ESTRELLA DE ENSUEÑOS

Agranda la puerta, Padre,
porque no puedo pasar.
La hiciste para los niños,
yo he crecido, a mi pesar.
Si no me agrandas la puerta,
achícame, por piedad;
vuélveme a la edad aquella
en que vivir es soñar.
M. de Unamuno.




En años anteriores, solía escribir en la noche de Reyes Magos. Éste año no lo tenía claro pero, la radio y mi amiga Mª V. han colaborado, sin saberlo.
Hoy, han dicho, en las noticias, que en muchos sitios han adelantado la salida de las cabalgatas porque se anuncia mal tiempo, en realidad, un muy mal tiempo con viento y lluvia, pero, a pesar de todo, las calles van a estar llenas, porque la ilusión de los más pequeños por ver a los Reyes Magos supera cualquier contraprogramación o inclemencia, ¡es tanta la emoción! También, han entrevistado a varios niños que contaban que habían escrito muy aplicaditos una carta a sus Majestades de Oriente en la que detallaban todo lo que querían que les trajeran  ya que habían sido buenos, ¡qué lindos son los peques! ¡Y cuánto de especial tiene esta carta a los Reyes Magos! porque, si  en las postales de Navidad y de Año Nuevo, los buenos deseos son para los demás; en la  de los Reyes prácticamente todo es por y para nosotros. 
No sé si a una cierta edad dejamos de escribir esta carta de deseos, de anhelos, de ilusiones, de convicciones  -He sido bueno-; de ansias, de proyectos, de esperanzas... ¡Estamos siempre tan ocupados...!, y  es que escribir una carta como ésta lleva su tiempo, hay que pensar en todo el año. Como ya no somos críos, los recuerdos  se  condensan  en detalles de realidades erizadas porque,  si descartamos los días anodinos, no son tantos los momentos memorables. La vida  domina los relieves y redondea las aristas; el tiempo acompaña; pasa de largo, no se detiene, levanta polvaredas que se arremolinan en los rincones del alma que,  al amainar, una  delgada patina de polvo se fija lenta, suave e inexorablemente en la memoria. La memoria es grata a veces; otras duele, yaga. Por momentos, nos recordamos sublimes, excelsos, insuperables, tiernos, generosos, fecundos; en otros, deleznables, canijos, ciegos, diáfanos, aciagos, ajados, doloridos. El dolor que huela fresco o rancio,  deja siempre sin aire los bolsillos. 
Menos mal que, al menos una vez al año, la Estrella guía los cofres de los ensueños.