"EL SABER SE DEBE TANTO AL INGENIO COMO AL GUSTO."









martes, 28 de junio de 2011

MIDNIGHT IN PARIS

Minuit à Paris
Para su última película, Woody Allen eligió París por escenario. La película comienza con unas bellas estampas: París de día, con sol, bajo la lluvia, en el ocaso, de noche, Ah! París, toujours belle! En la Ville Lumière sitúa a los protagonistas: una joven pareja de norteamericanos que tienen pensado casarse al cabo de unos meses. Él es un guionista de éxito que quiere publicar una novela, ella hija de millonarios.

Durante su estancia en la capital francesa, hacen lo que todos los turistas, pero él, Gil, en sus nocturnos paseos solitarios por la ciudad y como en los cuentos de hadas de Perrault, tras las campanadas de medianoche; va a ser trasladado al París de principios del siglo XX,  igual que en Un yanqui en la corte del Rey Arturo de Mark Twain, donde el protagonista metido en la espiral del tiempo, es transportado a la Inglaterra de la Edad Media. En este retorno al pasado, este yanqui se encontrará con sus más admirados novelistas, poetas, pintores, directores de cine, toreros,… franceses, norteamericanos y españoles del París de los años veinte, protagonistas de un momento culturalmente efervescente le aconsejarán sobre el argumentos de su novela, porque,  ya se sabe que, à minuit, las más extraordinarias ilusiones y ficciones son posibles en París.

Este París de época contrasta con su presente más mundano de magnates americanos, forrados de dólares, de prejuicios, de petulancia y presunción, presente en el que no se siente cómodo y prefiere esa atmósfera de ensueño y fantasía, atmósfera que acrecienta, si cabe, el encanto de la ciudad del Sena.

La película es difícil de resumir porque está llena de referencias existenciales, cinematográficas, literarias y de un sinfín de  pequeños detalles, detalles que harán que recordemos la película con agrado.


MIDNIGHT IN PARIS
Director: Woody Allen.
Protagonistas: Owen Wilson, Rachel McAdams, Michael Sheen.
Duración: 01h34min.
USA 2011.



***
Para aquellos que la película les sirva de aliciente para hacer una escapadita a París, que sepan que el Instituto Cervantes de París hace algo más de un año, puso en marcha una iniciativa que recuerda a la que sugerida por Woody Allen en la película, en la que se propone un original recorrido por París al margen de los típicos circuitos turísticos. Esta propuesta ofrece las denominadas Rutas Cervantes, itinerarios culturales que siguen las huellas dejadas en la capital de Francia por personalidades destacadas de la cultura española y latinoamericana. De momento hay 5, pero están previstas algunas más.
http://paris.rutascervantes.es/






jueves, 23 de junio de 2011

CATÓN



"Cuando uno tiene motivos de queja de un amigo, conviene separarse de él gradualmente y desatar, más bien que romper, los lazos de la amistad".


Catón



viernes, 17 de junio de 2011

LE PREMIER JOUR DU RESTE DE TA VIE


Esta comedia dramática narra doce años de la vida de una familia corriente en la que las relaciones afectivas que, antes habían servido para mantener el núcleo familiar, comienzan a desvanecerse.
Estos doce años se articulan a través de cinco momentos importantes en la vida de cada uno de sus componentes y que insinúan unas nuevas maneras de seguir sus vidas.

El padre, Robert, conductor de taxi, tolerante y reconciliador, arrastra la tristeza de no haber sido valorado por tu padre. La madre, Marie-Jeanne, lleva mal que sus hijos se hagan mayores y quieran independizarse; también se da cuenta de que su rostro empieza a reflejar el paso de los años.
Albert,  el hijo mayor, cirujano plástico, hombre de éxito, ve como su vida  perfecta hace aguas. Raphäel “toca” la guitarra, su abuelo le elige para transmitirle todos sus conocimientos sobre el vino y  para contarle lo mucho que recuerda a su mujer. Fleur, la pequeña, pasa una adolescencia bastante virulenta.

Esta película que sigue siendo actual, es divertida, emotiva, rica en matices, donde las situaciones pasan, sin tregua, de alegres a tristes, como las dos caras de la misma moneda: la vida.



Le premier jour du reste de ta vie.
Director: Rémi Bezançon.
Protagonistas: Jacques Gamblin, Déborah François, Marc-André Grondin
Duración:114 min
Francia 2008


jueves, 16 de junio de 2011

JAMES JOYCE - ULISES



Durante el día de hoy, Dublín rinde homenaje a James Joyce y a su obra por excelencia Ulises. Los dublineses salen a la calle vestidos de época, recorren los espacios recreados en la novela y en los parques y jardines, leen fragmentos de la obra.
Este Ulises de Joyce tiene como telón de fondo al Ulises de Homero,  pero Joyce deja de lado al héroe aventurero de la epopeya y relata un día anodino de la vida de Leopold Bloom, al que convierte en héroe de la cotidianidad.
Joyce,con una extraordinaria habilidad narrativa, mete, en un libro, estas veinticuatro horas de la vida de Leopold, de su mujer Molly y de Stephen Dedalus y hace de ellas una obra irrepetible en la historia de la literatura universal.

sábado, 11 de junio de 2011



“... podrá no haber poetas, pero siempre habrá poesía.”
Gustavo Adolfo Bécquer


                                                

 

Poesía, susurros de silencio
Que las palabras, abatidas,
No pueden rescatar.
Poesía, melodía del alma
Que las palabras, taciturnas,
No saben moldear .




jueves, 9 de junio de 2011

GABRIEL CELAYA



I CENTENARIO DE SU NACIMIENTO
( Hernani 1911 - Madrid 1991)


CUÉNTAME CÓMO VIVES
(CÓMO VAS MURIENDO)


Cuéntame cómo vives;
dime sencillamente cómo pasan tus días,
tus lentísimos odios, tus pólvoras alegres
y las confusas olas que te llevan perdido
en la cambiante espuma de un blancor imprevisto.

Cuéntame cómo vives.
Ven a mí, cara a cara;
dime tus mentiras (las mías son peores),
tus resentimientos (yo también los padezco),
y ese estúpido orgullo (puedo comprenderte).

Cuéntame cómo mueres.
Nada tuyo es secreto:
la náusea del vacío (o el placer, es lo mismo);
la locura imprevista de algún instante vivo;
la esperanza que ahonda tercamente el vacío.

Cuéntame cómo mueres,
cómo renuncias —sabio—,
cómo —frívolo— brillas de puro fugitivo,
cómo acabas en nada
y me enseñas, es claro, a quedarme tranquilo.


 Gabriel Celaya.Tranquilamente hablando (1947)



miércoles, 8 de junio de 2011

VICENTE HUIDOBRO



Heme aquí al borde del espacio y lejos de las circunstancias
Me voy tiernamente como una luz
Hacia el camino de las apariencias
Volveré a sentarme en las rodillas de mi padre
Una hermosa primavera refrescada por el abanico de las alas
Cuando los peces deshacen la cortina del mar
Y el vacío se hincha por una mirada posible

Volveré sobre las aguas del cielo

Me gusta viajar como el barco del ojo
Que va y viene en cada parpadeo
He tocado ya seis veces el umbral
Del infinito que encierra el viento

Nada en la vida
Salvo un grito de antesala
Nerviosas oceánicas qué desgracia nos persigue
En la urna de las flores impacientes
Se encuentran las emociones en ritmo definido

domingo, 5 de junio de 2011

ALLÔ! PENSANDO EN MÍ...?


Hay días en los que una tiene la impresión de haber desaparecido del mundo. Miras el correo y la bandeja de entrada de tu cuenta e-mail, se ha convertido en lo que antes de que las compañías se adhirieran a la certificación “empresa verde” era el buzón de tu casa, un cajón donde sólo encuentras facturas y publicidad. Dommage!

Cierras el ordenador, piensas que es normal, que todos estamos muy ocupados últimamente. Estudiamos, acabamos los mil y un cursillo a los que nos hemos apuntado durante el año, gimnasio a tope, el verano ya está aquí; que, al final del día, estamos tan cansados que ponernos a escribir tres líneas: Salut! Ça va? Moi, ça va, nos supone un trabajo de Titanes.

Bueno, vale – te dices- Pero, ¿y el teléfono? Lleva tiempo sin sonar. Nada. Está claro que nadie piensa en mí.

          Viene en tu auxilio La Voz:

-Bueno, bueno ... ¡Vaya conclusiones enlazamos hoy ¿eh?… Así, no se puede ir por la vida, hay que tener una actitud más positiva.
-Bueno, vale, si es por eso… Ya cambio el chip.


Y, de repente…, el teléfono se pone a sonar.

- ¡Aleluya!  Buscas con premura el móvil en el bolso. Con la emoción de la musiquita, se te olvida mirar la pantalla. Descuelgas y…

-“Buenas tardes, ¿Es usted la titular de esta línea? Soy Selia Crus. Le llamo de la compañía de teléfonos de la competencia. Hemos pensado en usted, para ofrecerle las siguientes promociones: loro, cacatúa o cotorra. ¿Qué le parecen? -Silencio por mi parte-  Bueno, tal vez, le interese más Todos a una, Fuenteovejuna, para todos los fines de semana y a cualquier operador. Como ve, todas están pensadas para satisfacer sus necesidades, bla-bla-bla, bla-bla-bla…”.
Le das las gracias, le dices que no me interesa y cuelgas.  Y a pesar de lo educada y agradable que era la voz que estaba al otro lado de la línea, te quedas chof.

          Vuelves a oír La Voz:

-Ves, como tenía razón. Te han llamado y te han dicho que piensan en ti, sólo había que cambiar el chip .

-¿¡Eh!?

Pasa un instante.Y te partes de risa.



miércoles, 1 de junio de 2011

JULIO CORTAZAR


Historias de Cronopios y de Famas

Cuando los famas salen de viaje, sus costumbres al pernoctar en una ciudad son las siguientes: Un fama va al hotel y averigua cautelosamente los precios, la calidad de las sábanas y el color de las alfombras. El segundo se traslada a la comisaría y labra un acta declarando los muebles e inmuebles de los tres, así como el inventario del contenido de sus valijas. El tercer fama va al hospital y copia las listas de los médicos de guardia y sus especialidades.
Terminadas estas diligencias, los viajeros se reúnen en la plaza mayor de la ciudad, se comunican sus observaciones, y entran en el café a beber un aperitivo. Pero antes se toman de las manos y danzan en ronda. Esta danza recibe el nombre de "Alegría de los famas".
Cuando los cronopios van de viaje, encuentran los hoteles llenos, los trenes ya se han marchado, llueve a gritos, y los taxis no quieren llevarlos o les cobran precios altísimos. Los cronopios no se desaniman porque creen firmemente que estas cosas les ocurren a todos, y a la hora de dormir se dicen unos a otros: "La hermosa ciudad, la hermosísima ciudad". Y sueñan toda la noche que en la ciudad hay grandes fiestas y que ellos están invitados. Al otro día se levantan contentísimos, y así es como viajan los cronopios.
Las esperanzas, sedentarias, se dejan viajar por las cosas y los hombres, y son como las estatuas que hay que ir a verlas porque ellas ni se molestan.


                                                       Julio Cortazar, Historias de Cronopios y de Famas.