"EL SABER SE DEBE TANTO AL INGENIO COMO AL GUSTO."









jueves, 13 de julio de 2017

MARCAPÁGINAS XX - PRIMAVERA



Esto de ponerme a escribir sobre los libros que leído, me cuesta un poco últimamente. Voy dejando pasar los días sin darme cuenta y sin darme cuenta,  cuando me pongo a escribir,  ya hacía unas semanas que lo tenía que haber hecho. Lo curioso de este marcapáginas es que ya lo tenía preparado hacia un tiempo y sin embargo...
Por suerte, lo que no me cuesta y para lo que siempre saco ratos, es para la lectura y mis lecturas siguen siendo variopintas: más clásicos, más modernos, más de actualidad... Además, tengo que señalar dos hechos anecdóticos en este marcapáginas de primavera, el primero es que incluye los tres libros que compré en marzo en Suiza: Relever les déliges, Le Très-Bas y Chanson douce que ha sido el Prix Goncourt 2016 que, en principio, era el único que tenía intención de comprar, los otros dos...fueron puro azar. El segundo,  que está incluido el libro que me compré en la feria del libro de Madrid de este año. 

El primer libro que leí estos pasados meses fue de Miguel de Unamuno, Amor y pedagogía. Lo tenía en casa y siempre tuve ganas de leerlo y ahora me pareció buen momento , tal vez, por el hecho de que unas nuevas tendencias didácticas se intentan imponer en el sistema educativo actual. 
Unamuno pensador, filósofo y profesor,  inquieto por el tema, no se decidió a hacer un ensayo sobre educación, sino que prefirió deslizar sus ideas en este libro y ponerlas en las voces de unos singulares personajes
Me ha parecido un libro  muy interesante, de los que dan que pensar. 
Además, como hecho curioso, en una de las notas, mencionan una escultura de una de las capillas de una iglesia de mi pueblo, es tono es extraordinario porque, todos, en Medina, sabemos que Unamuno estuvo por aquí en varias ocasiones y que escribió sobre mi pueblo.

Después siguió David Bosc  con  Relever les déluges. Es un pequeño volumen compuesto por cuatro historias breves y situadas en muy diferentes épocas y lugares: Farid imperator, Mirabel, le Grelot  et Un onagre que ya habían aparecido en revistas y periódicos con anterioridad, salvo Mirabel. Es la primera vez que leía a David Bosc y me ha gustado mucho su manera de escribir y, escribir bien relato corto no es siempre lo más fácil. Estoy contenta por haberlo elegido.

Le siguió Silvio D'Arzo y su Casa ajena. Últimamente, suelo comprar libros pequeños de tamaño, este es uno de ellos. No conocía a  este autor italiano. En la contraportada decían que era su mejor obra y la verdad es que, esta breve historia sobre un cura que regenta su parroquia perdida en la montañas me ha cautivado. Este cura  que se preocupa por sus feligreses, reconoce un día a un anciana muy pobre que se dedica a lavar la ropa de los demás, pero no sabe cómo hablar con ella.Sin embargo, es  esta mujer la que se acerca porque tiene una pregunta que le angustia y se la traslada al cura y  será esta pregunta  la que hará que sus vidas, en cierta manera, queden unidas. D'arzo pone en manos de este personaje la narración de esta historia que se sitúa después de la Guerra, narración que, se acerca por momentos, a la prosa poética.

Seguí con otro clásico Joseph Roth, esta vez ha sido El espejo ciego. Me gusta este escritor por la ambientación de sus novelas y por la manera que tiene de tratar los temas que presenta sin tener que rellenar una buena cantidad de capítulos y porque su prosa es siempre elegante pero a la vez crítica. En esta ocasión sus reproches se centran en la educación sentimental de las jóvenes de la Viena de principios de siglo.

Por fin  le tocó el turno a Leila Slimani y su flamante Premio Goncourt. 2016:  Chanson douce, que se lee rápido y bien. Esta novela  despista un poco si nos atenemos al título de la misma: Chanson douce,  ya que no está exenta de una buena dosis de amargura, de acidez puesto que presenta unos personajes con  unas realidades sociales muy diferentes, mundos paralelos que se juntan casualmente  y que acaban rozándose, rechinando, hiriéndose por las cosas que no se cuenta y que dan pábulo a interpretaciones. Estos mundos son:  el mundo de Myriam y Paul por un lado y el mundo de Louise, leur femme de ménage,  por otro. Esto de las interpretaciones me recuerda a lo que Marcel Proust dijo: "Las convicciones  crean evidencias" y en esta histoira, se cumple

Luego, hablando con Natalia, me dijo que le había gustado la novela de John Steinbeck, De ratones y de hombres. Esta novela la tenía en casa desde hace un montón de tiempo en francés  y no había encontrado su momento. Un clásico norteamericano, me ha gustado menos que a ella. 

Con Halkin Hillel  y ¡Melisande! ¿Qué son los sueños?,  los libros de Asteroide entran en mi biblioteca. No es la primera vez que leo uno de esta editorial, pero sí el primero que me compro. Lo compré en la Feria del Libro porque hace un par de años Núria -ella es una entusiasta de esta editorial- me lo recomendó para el Día del libro y de estas cosas que las buscas, no las encuentras y las olvidas y, de repente lo tuve delante de mis ojos y  aunque mi intención era comprar otro título en la feria, al ver Melisande, me decidí por esta historia de amor, narrada de una forma muy personal, moderna, que queda abierta, pero que en nuestros corazones le podemos un desenlace en el que el triunfo del amor es el punto y final. El olvido, el perdón, el amor y otros sentimientos más llenan las páginas de este libro.

Para el final, -o eso creía yo-, dejé una recopilación de cuentos de Clarín que  fue como un descanso, porque la escritura de este excelente escritor te lleva, es tan fluida.... 
Sin embargo, el final final fue para Christian Bobin y Le Très-Bas, el último libro de lois que compré en Suiza y que, como ya he dicho en este espacio en varias ocasiones, es una de mis escritores actuales preferidos. Siempre daré las gracias a Geneviève por haberme regalado uno de sus libros. Le Très-bas creo que es, de todos los que he leído de este autor, el que más me ha sorprendido. Me atrevo a decir que el hilo conductor es la figura de San Francisco de Asís, - que nadie se crea que es un libro hagiográfico- que le sirve para presentar otros temas más universales. También aparece Dios, un dios a la altura de  los seres humanos. Como siempre un gusto.

Estos son todos los libros de este trimestre. Ha habido, como siempre, de todo un poco.
Ya he empezado los nuevos para este verano tan singular. Espero no tardar tanto en escribir sobre ellos.








No hay comentarios: