"EL SABER SE DEBE TANTO AL INGENIO COMO AL GUSTO."









domingo, 5 de septiembre de 2010

ESOS LINDOS BAJITOS

Media mañana, abro la puerta  para salir y me encuentro a R., mi vecinito de 4 añitos, sentado en el felpudo de su casa.
_ Vaya , ¡qué sorpresa! pero, ¿qué haces ahí sentado?
_ Estoy enfadado.
_ Así, ¿por qué?
_ Porque quería ir a trabajar con mi papa.
_ ¿Y qué te ha dicho tu papa?
_ Que no podía. Estoy enfadado, no quiero entrar en casa.
_Bueno, bueno, así que enfadado.
_ Sí.
_Oye, y ¿esa calcomanía que tienes en el brazo?
_ Es ... - no lo entendí -, me ha salido en un chicle, me la ha pegado la mama.
 R., que es un niño de  frente despejada, y sonrisa fácil, ya tiene el rostro distendido y con sus enormes ojos  abiertos de par en par, me da todo tipo de explicaciones.
 - ¡Ah! - le digo mostrando interés, pero no tengo ni idea de quién es el personaje de la calcomonía-.

Se abre la puerta detrás de su espalda, su madre.  Se gira, comprueba que es la mama y cambia totalmente de compostura:  inclina la cabeza contra su pecho, esconde su rostro en una actitud de manifiesto enfado,  adopta un mimosín tono de voz.
Su madre me dice que está enfadado y me explica el resto, él no dice nada, escucha. Su madre en tono conciliador, le pregunta si ya quiere volver a entrar y  él le responde que no. Sigue cabizbajo. 

- No es que estés muy guapo con esa cara, - le digo-, pero si quieres seguir enfadado... Bueno, yo me voy.

Su madre y yo nos miramos y nos sonreímos. ¡Qué mono!

Esta es sólo una anécdota, pero mis amigas mamis  y amigas abuelitas tienen mil.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola! Covadonga; me ha gustado mucho leer tu blog y como una simple experiencia personal puedes plasmarla en papel para hacer partícipe de ella al resto de los lectores,como la de tu vecinito, la de los orientales discutiendo o cómo recuerdas los días de vacaciones. A mí se me habría pasado por alto y no habría reflexionado sobre ello. Elena

Covadonga Vicente dijo...

Muchas gracias. Es curioso como, a veces, los momentos cotidianos se vuelven de lo más interesantes si los vemos escritos.
Un abrazo

Anónimo dijo...

"...adopta un minisín tono de voz"
¿Que significa "minisín"?

Covadonga Vicente dijo...

Debería haber puesto "mimosín". Es un placer ver que alguien lee con detenimiento lo que escribo, hasta ahora nadie se había dado cuenta. Gracias. Saludos.