"EL SABER SE DEBE TANTO AL INGENIO COMO AL GUSTO."









domingo, 3 de junio de 2018

MARCAPÁGINAS XXIII - INVIERNO

Ahora que casi ya se acaba la primavera, tengo un rato para escribir el post de los libros que he leído este invierno, que lamentablemente, son muy pocos.
Nunca he tenido un periodo de tiempo  tan largo en el que no leyera. Empezó después de Navidad y se ha prolongado todo el invierno y, lo peor es que sigue. No leo libros porque no consigo concentrarme en la historia y tengo que volver a releerlos y aun así, no logro acordarme de algunas partes de los libros que he leído.
Sí que es verdad que llevo todos estos meses llegando a casa muy tarde y cansada pero esta excusa no es la que explica el todo, solo es  una causa parcial. No sabría decir qué es lo que hace que no consiga leer porque yo creía que los momentos más encarnados habían pasado, al menos eso creía  y, sin embargo,  lo que  me pasa es que lo que vivo ahora es que el pasado triste más reciente se sigue presentando y me deja sin aliento y me afecta a todo. 
Sea lo que sea, y como no quiero que se me olvide lo que he leído, paso a dejarlo en el blog, aunque ya no recuerde cuál ha sido el orden cronológico exacto de estas lecturas, pero ya no importa tanto.

Creo que comencé, con el premio del Gremio de libreros de Madrid de este año  y que tanto gusto me ha producido leer sus premiados. No lo encontraba y lo tuve que encargar. Es de una autora norteamericana, para mí totalmente desconocida, Vivian Gornick y Apegos Feroces. Lo compré por tener la referencia del Gremio... y porque no cejo en buscar un escritor americano actual que me guste, si no, tal vez no lo hubiera comprado porque el argumento está muy usado: escritoras que cuentan como fue la relación que mantuvieron  con su madre. Si bien, esta novela es la que narra la historia de la forma más original de cuantas he leído hasta ahora, no me ha acabado de gustar, a pesar de que y según dice el libro, esta señora es una gran escritora en su país, cosa que no pongo en duda. 

Después le siguió Albert Camus y su Lettres à un ami allemand que tantas veces me ha recomendado Albert. Este es un texto extraordinario, cautivador, en el que Camus demuestra que fue un  escritor y un hombre engagé  con todas las circunstancias que le tocó vivir  durante su vida.

Luego continué con el nuevo premio Goncourt 2017 que siempre que puedo, lo compro fuera, este año en Ginebra y es libro de Éric Vuillard, L'ordre du jour. Cuando leí la sinopsis, pensé que parece que, el tema de la Segunda Guerra Mundial es el tema favorito para el jurado del este prestigioso premio y  aunque puede que sea cierto, este premio está  bien otorgado porque está muy bien, muy recomendable.

Para acabar, leí de  Mircea Cartarescu,  El ruletista que me encantó. Es una pequeña joya. Lo compré porque me gusta el autor y porque, cuando viajo, llevo libros pequeños que no pesen y pueda guardar en el bolso. Como no tuve mucho tiempo libre durante el viaje,  lo acabé en casa. Es magistral la caracterización del protagonista y su continuo desafío a la muerte. 

Ahora voy a ordenarlos en la biblioteca. Sigo sin cumplir la promesa de no comprar nada nuevo hasta que no lea los que tengo por leer, (que como siga así, cada día serán más), pero no cumplo ni esta ni ninguna de las dos promesas que hice hace un tiempo porque sigo comprando nuevo y no he podido leer ni unos ni otros.
Espero que se pase pronto esta racha de sequía lectora porque si no,  no tendré nada que poner para el marcapáginas de primavera. 


** Hago un inciso porque he encontrado en el borrador del blog, lo que  hubiera sido la entrada de los libros leídos en invierno y me he encontrado con que ponía Berta Isla de Javier Marías. Yo pensaba que lo había leído antes, en otoño, pero no, lo he comprobado. Hubiera sido una pena, porque este libro es estupendo -tan estupendo que se lo he regalado a varias personas- Me gustó mucho la verdad, siempre al estilo Marías. El personaje de la protagonista está fenomenal caracterizado y toda la trama muy bien sostenida hasta el final. 
Como anécdota diré que en él se nombra un cuento de un autor que no dice quién y  del que yo no me puedo acordar, pero  que he leído, tengo seguir investigando a ver si doy con él. 

No hay comentarios: