"EL SABER SE DEBE TANTO AL INGENIO COMO AL GUSTO."









sábado, 27 de diciembre de 2014

DE COMO EL PAISAJE CAMINA ENTRE LA NIEBLA



Hacía ya varias Navidades que la niebla no se apoderaba del páramo y de los valles pero, en estas, se ha vuelto tercamente persistente.
Y así, un día tras otro, al  mirar por la ventana, solo se alcanza  a ver los patios de las casas de los vecinos, todo lo que queda detrás, se lo ha engullido la densa  cortina de vaho que moja las aceras, unta las ramas de los árboles, rocía, ahora cenizas, las hojas  abatidas y empapa el pelo y la ropa de los viandantes que caminan como en una cascada de micro gotas, que casi no se ven, pero que  todo lo calan.

Por las tardes, parece que definitivamente retroceda como una lona que se repliega porque remonta hasta las lomas donde se entretiene, zigzagueante, entre los troncos y las copas perennes de los pinos. Pura estrategia, entiendes luego. Igual que  la de los aqueos  que se replegaron y los troyanos, como vieron que se alejaban,  creyeron que se retiraban e hicieron suya la victoria. Y como los griegos, vuelve burlona, a adueñarse de todo lo que la vista no alcanza  más  allá de trescientos metros. 
Ya, de noche cerrada, sigue enganchada y las luces  ambarinas  de las farolas solo reverberan.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Un placer leer tu blog. Aquí tienes a una "rara avis" a la que le encanta la niebla. Asun.

Anónimo dijo...

Pues ya somos dos: me gusta la niebla, el viento, el frío, las tormentas... y el calor me aplatana.
Sigue regalándonos estos posts Covadonga.Felices Fiestas. Pilar

Anónimo dijo...

Covadonga, coincido con Asunn y con Pilar. Es un placer leerte
Saludos,,,José Luis.

P.S. Me encanta la comparación con la táctica militar de los griegos.

Covadonga Vicente dijo...

Gracias a los tres por vuestros amables comentarios.

Feliz 2015.

Saludos.

Covadonga